El voluntariado es esencial en nuestra asociación, ya que todos nosotros lo somos. 

Ser voluntario es decidir por elección propia dedicar parte de tu tiempo libre a una causa solidaria, en este caso colaborar con los animales abandonados de Cunit. 

Debes saber que un voluntario no recibe ninguna compensación económica, si eres voluntario es, tal como el mismo nombre indica por propia voluntad de ayudar a los peludos que han sido abandonados. 

La tareas que puede realizar un voluntario en nuestra asociación principalmente se basan en venir, dentro del horario establecido, a pasear y estar con los peludos, proporcionándoles calma y cariño. 

También necesitamos voluntarios para stands solidarios, ferias y eventos, que estén en el stand dando a conocer nuestra labor e intentando recaudar fondos para nuestros animales, y por otro lado voluntarios para poder llevar, si la feria lo permite, perretes para darlos a conocer y que tengan una mayor oportunidad de encontrar a sus familias definitivas.  

A veces también nos hacen donaciones que hay que pasar a recoger y necesitamos gente que pueda ir y acercarlas a la protectora, entre otras cosas puntuales que van surgiendo. 

Ser voluntario es una experiencia única que no puede describirse con palabras. Aunque a veces hay momentos duros, como la pérdida de alguno de nuestros peludos, el sufrir cuando están enfermos, el ver en qué estados llegan... también hay muchísimos momentos de felicidad. Ver esas caras de felicidad cuando salen a pasear y disfrutan de la compañía, ver cómo se recuperan cuando llegan en estados pésimos, ver como van encontrando familias y son felices con ellas...De verdad, ¡no tiene precio!

Si tienes algo de tiempo libre y ganas de colaborar, te animamos a que vengas a vivir esta experiencia.